Trois leçons sue l`État-Providence

Esping-Andersen, Gøsta y Palier, Bruno:
Trois leçons sue l`État-Providence

Review by: Luisa Aránzazu Hernández Echegaray

descargar-pdf Download PDF

Review:

Los libros de este autor, son siempre un referente cuando nos adentramos en el análisis del Estado del Bienestar, y lo han de ser de manera especial por la actualidad y la presencia de este debate en el panorama internacional.

Esta obra, que ahora reseñamos, constituye su última publicación y su más reciente lección, ad hoc a los cambios sociales y económicos que nos acontecen en los últimos años. Bruno Palier, en la presentación señala que el objetivo general de este libro es “proponer un horizonte nuevo y común para las reformas de la protección social, que no se limite ya a simples restricciones presupuestarias, sino que se adapte a los nuevos contextos económicos y avances sociales”. Propone dar un salto cualitativo, en las críticas al Estado de Bienestar como fuente y factor de debilidad económica. No sólo creando conciencia de que el gasto social es una inversión en prosperidad social y económica futura, sino también transformando el papel y la responsabilidad pública, es decir, pasar de la intervención a la transformación, de la reparación a la preparación, previendo las consecuencias de los acontecimientos y manteniendo una actitud proactiva, más que corregidora y asistencialista de los riesgos sociales. La inversión social, no como generadora de orden social, sino generadora de riqueza. Hablar en clave de retos y cambios, más que de crisis y gastos.

De Bruno Palier depende la presentación de la obra y recoge las principales ideas:

El Estado del Bienestar se acopla a la sociedad decimonónica que le vio nacer, se acopla a la sociedad industrial que le procuró su expansión, desarrollo y consolidación y ha de encontrar el acople en la sociedad postindustrial, donde los riesgos son globales, se alcanzan altas cotas de exclusión y los cambios sociodemográficos exigen cambios para mantener los sistemas de protección basados en los seguros sociales. La relación tradicional entre política social y política económica queda en tela de juicio. De esta manera las políticas sólo han de mirar al futuro. La privatización sigue siendo una opción inválida ya que no garantiza el acceso universal ni la igualdad de oportunidades.

Se plantea en términos generales la necesidad de adaptación de viejos estados europeos a las nuevas necesidades y demandas sociales planteadas, por la vía de la actualización de las políticas sociales con un tinte más dinámico.

El libro, desarrolla los tres grandes retos del Estado del Bienestar, nada inconexos entre sí e interdependientes para su eficacia real, a saber:

  • Primera lección “Familia y revolución del papel de la mujer”.
  • Segunda lección “Hijos e igualdad de oportunidades”.
  • Tercera lección “Envejecimiento y equidad”

El primer apartado reclama principalmente la incentivación de la política familiar como sostén de la protección social, asignatura pendiente en el medio europeo y en especial en nuestro país. En una sola generación, el papel de la mujer ha experimentado una importante transformación con efectos no menos impactantes en la protección social. La cualificación, y en muchos casos la alta cualificación coloca a las mujeres en puestos de trabajo de relevancia. Esta independencia económica le coloca en una posición superior a la tradicional en la negociación doméstica. Si la mujer trabaja, no puede dedicar el mismo tiempo a las labores domésticas y al cuidado de menores y mayores. El papel del hombre, por lógica, se ha de adaptar a esta situación y tomar más relevancia en el reparto de las funciones ligadas al hogar, y para facilitar la crianza de los menores. De la misma manera, si queremos que la mujer continúe trabajando, y por tanto cotizando, los poderes públicos tendrán que desarrollar el cuarto pilar del bienestar en los términos propuestos por Vincenç Navarro, servicios de apoyo domiciliario para las personas dependientes y de centros de educación de la primera infancia. La consecuencia más directa de no hacerlo es el abandono por parte de la mujer del mercado laboral, y la desincentivación a la natalidad. Un reto de las políticas públicas en bienestar será procurar una conciliación real y eficaz.

De igual manera es importante incentivar que la mujer no paralice su vida laboral en los momentos de maternidad, sino también en edades más avanzadas para el cuidado de sus mayores, porque su reinserción se complicará por razones de edad, porque su cotización a efectos de jubilación se reducirá y la pobreza, por la pérdida de ingresos y de cotización, será mayor en las últimas etapas de su vida. Marca como ejemplo de países a Dinamarca y Suecia que dedican el 5% de su PIB en el cuidado, en ambos casos de manera universal, de los menores y de las personas dependientes. Centrarse en la contabilidad social, y en concreto en política familiar, en términos exclusivos de gasto social es un problema de miopía. No hemos de olvidar que la pobreza tiene una especial incidencia en las mujeres y en la infancia.

El objetivo de la segunda lección es garantizar la igualdad de oportunidades de los niños desde su primera infancia y de manera universal, para preservar y asegurar la protección social futura. Y es que en los últimos años, las miradas se han centrado en el gasto social de las pensiones y de la sanidad de los mayores, pero menor ha sido la importancia en destacar las bajas tasas de natalidad y el tamaño reducido de las actuales familias, especialmente marcadas en nuestro país. Prevenir la exclusión y la pobreza de los menores y de sus familias mediante la inversión social desde la primera infancia, en su proceso de socialización y de aprendizaje hasta la madurez, es un reto necesario para los agentes públicos; y desde la primera infancia, pues desde esta fase se garantizan mejores resultados posteriores y es aquí donde se deberían centrar los esfuerzos, no en edades posteriores como la universitaria. Así mismo favorecer la igualdad en el acceso, pues los resultados son también más exitosos en los menores procedentes de ambientes más desfavorecidos en su estructura familiar y en su entorno social.

Los retos planteados, por tanto, son dos: la igualdad de oportunidades y la productividad futura. Pero no se puede diseñar una política de protección a la infancia alejada de la familia y de la mujer. La inversión en la infancia robustece el futuro del Estado del Bienestar.

La tercera parte es necesaria porque justifica aún más los retos para las políticas sociales planteadas anteriormente. La situación demográfica actual más llamativa es el envejecimiento, la tendencia a 2040 es un sobreenvejecimiento mayor, al incorporarse la generación de baby-boomers. Aunque la tradición del cuidado recaiga en la familia, hemos visto que es contraproducente para el futuro del Estado del Bienestar. Se ha de combinar, con el apoyo público, y sobre todo en casos de personas mayores con grandes dependencias. Si aumenta la población envejecida la necesidad de pensiones aumentará, pero para garantizar el bienestar del conjunto general de la población, la pervivencia de los pensionistas actuales y de los venideros, sin agotar los recursos de las personas trabajadoras, se ha de articular un nuevo planteamiento basado en la equidad y la justicia intergeneracional aplicando la “regla de Musgrave”. Si aumenta la población envejecida, las tasas impositivas deberán aumentar y la cuantía de las prestaciones disminuirá. Otras fórmulas, serían la revisión del sistema de financiación de las pensiones y el retrasar la edad de jubilación, ya que se empieza más tarde a trabajar, pero, y a pesar de ser de las soluciones más eficaces, puede ser una fuente de injusticia intrageneracional entre trabajadores manuales y no manuales. Por ello para garantizar las pensiones para el horizonte de los años 2040 y 2050, la calidad, la cantidad y el reparto de nuestros activos productivos son determinantes, y de igual forma lo son introducir la reforma en el sistema actual de pensiones.

Sirva de base, que el futuro está en desarrollar el presente, en la infancia y en la familia.

Share Comunitania:

facebook twitter

Technical Data

Title: "Trois leçons sue l`État-Providence"
Book author: Esping-Andersen, Gøsta y Palier, Bruno
Review by: Luisa Aránzazu Hernández Echegaray
Number:
Pages: "149-151"
URL: http://www.comunitania.com/luisa-aranzazu-hernandez-echegaray-trois-lecons-sue-letat-providence/
DOI: http://dx.doi.org/10.5944/comunitania.2.7
Magazine: Comunitania, International Journal of Social Work and Social Sciences