Retos y desafíos del trabajo social en el siglo XXI: Una perspectiva internacional comparada México-España

E. Pastor Seller y M.L. Cabello Garza:
Retos y desafíos del trabajo social en el siglo XXI: Una perspectiva internacional comparada México-España

Reseña realizada por: Rafael Acebes Valentín

descargar-pdf Descargar PDF

Reseña:

Los editores Enrique Pastor Seller y Martha Leticia Cabello Garza, ya nos anuncian en la introducción del libro, que el mismo es una visión panorámica, con 15 capítulos (8 de México y 7 de España), en el que participan un nutrido y selecto grupo de investigadores y académicos de ambas partes del Atlántico.Y la mejor reseña es esa, la introducción que ellos hacen y que va desgranando el contenido de esta obra, que a través de diversas temáticas abordan la realidad del trabajo social en dos países a los que tanto amo, México y España.

En la visión caleidoscópica puede perderse la perspectiva y la misión de lo que se pretende, pero los capítulos, todos, sugieren la reflexión y el debate. Además, el realizar una mirada más amplificadora, escuchando lo que se hace al otro lado, en un lugar tan lejano y cercano a la vez, invita a replantear y hacer de otra manera. Siempre se aprende al ver lo que se trabajan otros compañeros en otros lugares. Y ese sentimiento consigue que el océano se encoja y sienta que al final, todos los trabajadores sociales con vocación escuchan, alivian, entienden, comprenden y mejoran o transforman si es necesario la realidad social.

El libro sitúa al trabajo social, en una realidad cada vez más plural y dinámica en la que el análisis de redes nos puede dar una estructura. Los datos los tenemos, lo importante a partir de estos es hacerse preguntas. Y este libro sirve para eso, para hacerse preguntas de cada temática que aborda y lograr falsarnos a nosotros mismos, hacernos replantear nuestras ideas previas, agitarnos en esta curiosidad intelectual de la que se está armando el trabajo social y que cada vez toma más fuerza. Pero no es cuestión de sesgar los datos, ni siquiera de tener opinión sobre los temas, sino de tener un método para mejorar, preguntarnos el para qué y el cómo. No es el tiempo de ver un problema e intervenir, sino ante una realidad que se da, entenderla, crear un método e intentar mejorarla o transformarla si es el caso.

Quizás nuestros mayores enemigos de nosotros seamos nosotros mismos, por nuestro gran nivel de exigencia, y ya desde el principio, el primer capítulo comienza con la palabra “retos”, retos de la intervención ante la vulnerabilidad posmoderna (capítulo 1), que continúa con los compromisos y desafíos ante los campos emergentes en un contexto neoliberal (capítulo 2), y así hasta el capítulo 8 centrándose en la realidad mexicana, haciéndolo desde una ética de paz, alegre, gozosa y solidaria (capítulo 3), visionando una cuarta generación de intervenciones (capítulo 4), incidiendo en la mejora de la calidad de vida (capítulo 5), con una perspectiva de género (capítulo 6), trabajando en red, de una manera competente (capítulo 7) y haciéndolo desde la justicia social (capítulo 8).

Este amplio abanico muestra hasta dónde llegamos y la capacidad de penetración en la sociedad y nuestra influencia, teniendo nosotros como misión el prestar atención, tendiendo la misma hacia la comprensión en la intervención para lo dicho, hacer de cada cotidianidad, una realidad mejor.

Una necesidad en esta realidad hipercompleja que nos toca vivir es la de enfatizar en la cuestión ética y los valores de la profesión, muchas veces contraria a la política neoliberal que marca la agenda burocrática del estado, para evitar la vuelta a intervenciones pretéritas basadas en el asistencialismo.

Otra demanda que se hace en el libro es la de la creatividad e imaginación, con una convicción y congruencia en el pensar, decir y hacer. También se aborda en el texto la teoría de las percepciones como el proceso cognitivo de la conciencia.

Silencio, escucha, atención, tolerancia a la frustración, lenguaje asertivo, son claves también en una nueva comunicación y que ha de convertirse en el fundamento y sentido de nuestro trabajo, que no es otro que el de mejorar las relaciones humanas.

A partir de esa nueva realidad el construccionismo se propone como base de un nuevo modelo de intervención social con perfiles cada vez más fortalecidos en metodologías, técnicas e instrumentos de actuación; abordando la realidad cada vez de una manera más compleja desde la innovación social.

Los 7 capítulos restantes centran desde la visión española y en un primer lugar 3 realidades a las que tenemos que atender, las barreras en la intervención (capítulo 9), la falta de comunicación (capítulo 11) y la burocracia del trabajo social (capítulo 12).

Las barreras de la intervención se centran en los refugiados europeos, pero también se podría transpolar a las dificultades en una sociedad intercultural, o en la falta de accesibilidad de las personas con diversidad funcional.

El capítulo 10 que aborda la superdiversidad, como definen los autores a la multiplicidad de procedencias, nos ofrece cuatro claves contextualizadoras que pueden ser clarificadoras para el resto de contenidos: 1) Lo aprendido no es suficiente, 2) lo habitual es “jugar” en desventaja, 3) lo aprendido se diluye y se pierden los saberes y 4) la urgencia y el miedo dictan la política.

Con la comprensión de estas claves se aborda y entiende mejor precisamente esa carencia en la comunicación que brillantemente se aborda desde la empatía y ese exceso de burocracia con gran impacto en la actuación profesional, sobre todo en casos como el del trabajo social, con bajo nivel de autonomía. La burocracia se convierte así en un malestar de los profesionales, que deriva en una praxis centrada en los recursos y una desprofesionalización que tenemos que abordar desde la excelencia.

Las tres realidades a atender reclaman de una mejor formación de los trabajadores sociales en las universidades con respecto a estos aspectos. El currículo formativo precisa de una adecuación a las nuevas transformaciones sociales que se dan en la actualidad y en las nuevas formas de relación. En concreto en la importancia de la formación en empatía para el ejercicio del trabajo social y a través de estudios como el del índice de reactividad emocional, concluye que el instrumento principal del trabajo social es la relación, entendida como un medio para el encuentro y la ayuda.

Posteriormente se aborda el ámbito sanitario desde una mirada comprensiva analizando la trayectoria desde la ley nacional de salud de 1986 hasta la actualidad, analizando la consolidación y los ámbitos emergentes del trabajo social (capítulo 13). Somos agentes de salud comunitaria y como tales hemos de abordar la perspectiva sociosanitaria en este campo y abordar la intervención de una manera integral.

La figura del trabajador social como agente clave también se aborda en el capítulo que trata la discapacidad, proponiendo un protocolo de coordinación que evite una tendencia unidireccional de la atención, prevención, reconocimiento y diagnóstico de las personas con discapacidad (capítulo 15).

Y por último se pone en valor el interés social con una propuesta interdisciplinar tan interesante como la economía del bien común (capítulo 14). Y aquí ponemos en valor otro pilar fundamental de nuestro hacer, el cómo, desde la ética que promueve la dignidad humana, a través del desempeño y la igualdad, tanto en género como en otros aspectos de la diversidad, la solidaridad y la justicia social, la sostenibilidad ecológica y la transparencia y participación democrática y la codecisión. El fin último, en definitiva, la sostenibilidad (anoten esta palabra) y el desarrollo global, no sólo basado en parámetros economicistas o mercantilistas, sino en valores humanos.

Este intercambio de propuestas y de buen hacer abre una ventana de aire fresco que manifiesta la firme determinación de nuestra profesión, que busca consolidarse como un baluarte de esta sociedad. Ilusión y conocimiento imbricados desde los dos lados del Atlántico en un buen manual repleto de un buen quehacer profesional. Disfrutarlo.

Difunde Comunitania:

facebook twitter

Ficha Técnica

Título: "Retos y desafíos del trabajo social en el siglo XXI: Una perspectiva internacional comparada México-España"
Autor libro: E. Pastor Seller y M.L. Cabello Garza
Reseña por: Rafael Acebes Valentín
Número:
Páginas: "101-104"
URL: http://www.comunitania.com/rafael-acebes-valentin-retos-y-desafios-del-trabajo-social-en-el-siglo-xxi-una-perspectiva-internacional-comparada-mexico-espana/
DOI: http://dx.doi.org/10.5944/comunitania.18.6
Revista: Comunitania, Revista Internacional de Trabajo Social y Ciencias Sociales